article image

Cambio climático y desafíos medioambientales: lucha desde casa con el tema de eTwinning de 2020

Gran cantidad de docentes se han interesado mucho en la COVID-19 y la situación les ha inspirado a la hora de elegir métodos de enseñanza a distancia. No obstante, nos complace informaros de que el tema anual de eTwinning sigue siendo fuente de inspiración para actividades y proyectos.

Rita Neves, de Portugal, nos explica cómo ayuda a sus estudiantes con herramientas y métodos digitales y cómo permite que reflexionen sobre el cambio climático y sus implicaciones, desde casa.

Rita Neves es profesora en el Agrupamento de Escolas Anselmo de Andrade de Almada, una población de la costa portuguesa, y cuenta con más de treinta años de experiencia.

Rita

eTwinning ha mejorado y enriquecido las prácticas docentes de mi centro. Se han introducido métodos pedagógicos innovadores y herramientas de TIC, con lo que el aprendizaje se ha vuelto más dinámico y relevante para nuestro alumnado. La puesta en común de conocimientos y el aumento de la cooperación en equipos multidisciplinares han aumentado la calidad y el rendimiento en la enseñanza y el aprendizaje.

Mis estudiantes han participado más en clase y han mejorado sus habilidades interculturales y comunicativas, lo que ha repercutido de manera positiva en sus resultados académicos.

Además, los proyectos eTwinning les han ayudado a desarrollar varias habilidades del siglo XXI como la autonomía, el pensamiento crítico, la participación ciudadana y la creatividad.

Durante el cierre de los centros, nuestro profesorado ha animado a sus estudiantes a trabajar desde casa por medio de diferentes actividades. La situación, con la clausura escolar, el aprendizaje a distancia y el aislamiento social ha perturbado al alumnado.

Gracias a nuestro proyectos eTwinning, hemos desarrollado actividades de aprendizaje desde el TwinSpace. Con ello, han mejorado sus habilidades lingüísticas, interpersonales e interculturales, gracias a la cooperación internacional y al mantenerse en contacto entre sí.

Se invitó al alumnado a participar en reuniones de chat (Reuniones contra el coronavirus, «Meeting against Coronavirus») con sus copartícipes del resto de Europa, dos veces por semana, para que se apoyaran durante este periodo. Participaron activamente en estas sesiones, compartiendo sus puntos de vista y sus preocupaciones entre sí, así como conociéndose mejor al conversar sobre cómo pasaban el tiempo durante el aislamiento social.

Dado el tema anual de eTwinning de este año, decidí invitar a mis estudiantes a reflexionar sobre la repercusión medioambiental y la reducción de la contaminación atmosférica durante el confinamiento.

Como actividad para romper el hielo, les pedí que compararan fotografías de satélite de la Tierra antes y después de la pandemia de COVID-19, solicitando que calcularan su huella de carbono para que contrastaran resultados y reflexionasen sobre cómo podrían reducir su huella de carbono.

Luego invité a mis estudiantes a completar una tabla con causas y consecuencias del cambio climático. Entre otras tareas, tenían que realizar un listado de problemas medioambientales y proponer soluciones en los foros de debate. Su actividad final consistía en crear un cartel para el Día de la Tierra de 2020.

Sin embargo, Rita no es la única. Una buena cantidad de docentes de Portugal están recordando a su alumnado la importancia del cambio climático y los desafíos medioambientales.

Samuel Branco, profesor con 23 años de experiencia, sigue trabajando con sus estudiantes en varios proyectos relacionados con el cambio climático, el reciclaje y la robótica.

Samuel

En una de las alianzas, nuestro centro tiene que buscar soluciones para utilizar la robótica con el fin de que nuestros océanos estén más limpios. Durante el confinamiento, les asignamos las siguientes tareas: investigar e identificar las causas principales de la contaminación oceánica, idear un juego con el que sensibilizar a la población, crear un folleto y seleccionar vídeos para ayudar a la gente a concienciarse en torno a la polución de los mares. Gracias a eTwinning, pudimos pedir al alumnado que intercambiara información entre centros europeos. Así, pudieron comprender cómo la cultura y los hábitos de cada país pueden resultar en distintas estrategias.

Ana Cristina Figueiredo, profesora con 22 años de experiencia, le dio un nuevo sentido a su proyecto eTwinning, demostrando que comprendía perfectamente lo que significaba formar parte de un mundo interconectado.

Ana

Este año, nuestro proyecto se llama «Globalizándonos por un planeta sostenible» (Going Global for a Sustainable Planet). Al elegir este tema no éramos conscientes de que «globalizar» pronto tendría un significado completamente diferente e incluso más relevante. eTwinning nos está ayudando a permanecer en contacto con el resto del mundo y prueba que —incluso en esta complicada situación— las cosas siguen su curso y vamos a superar la pandemia, continuar trabajando y viviendo conjuntamente incluso mejor que nunca.

Estefânia Pires, docente con 24 años de experiencia, ha continuado motivando a sus estudiantes al montar un proyecto sobre preservación de los océanos.

Estefânia

En el marco del proyecto eTwinning «A pescar» (Go Fish) desarrollamos una historia relacionada con el tema de los deshechos y su repercusión en los ecosistemas marinos. Nos reunimos por videoconferencia, con Zoom, con personal del centro de investigación SERMARE de la Universidad de Coimbra. Durante la primera parte del proyecto, preparan con sus familias una tarea sobre animales marinos y también tienen que contar en chats de redes sociales lo que están haciendo durante la cuarentena.

Para desarrollar tu práctica docente en estos tiempos de confinamiento, puedes inscribirte al curso digital gratuito «Addressing the Climate Crisis in Your Classroom» (Cómo abordar la crisis climática en clase). Este curso te ayudará a presentar con sentido las evidencias científicas que explican el cambio climático y a utilizarlas en clase por medio de proyectos y actividades innovadores.

CEMA