article image

Enseñanza de la economía circular: un concepto que integra la actuación medioambiental en los centros educativos

El concepto de economía circular comprende una novedosa perspectiva emergente de la sostenibilidad. La perspectiva se basa en la naturaleza, donde todo elemento se considera un recurso para el siguiente nivel de la cadena trófica y genera cero residuos.

El concepto de economía circular desafía el modelo de linear producción y consumo actual. Este modelo linear se basa en los siguientes cuatro pasos:

  • Extracción de la naturaleza.
  • Fabricación del producto.
  • Uso del producto.
  • Deshecho del producto, que resulta a menudo en la contaminación de nuestros recursos.

Este modelo ha creado una economía que depende en gran medida del uso de la energía y otros recursos para producir y entregar los productos y servicios, resultando en la degradación de la naturaleza de la que formamos parte y de la que dependemos para satisfacer nuestras necesidades cotidianas.

Es imperativo desarrollar conocimientos, valores, actitudes y comportamientos con que alcanzar la comprensión del concepto de economía circular, que se traduce en actuaciones positivas con el objetivo de avanzar hacia un resultado clave: el «residuo cero». El acceso a la enseñanza de economía circular puede darse a través de cualquier iniciativa de educación ambiental existente, como la conservación de la energía, la gestión de residuos, la educación sobre biodiversidad, el cambio climático, etc.

Cuando enseñamos para actuar en pos de la sostenibilidad en clase, el concepto de economía circular ayuda a superar los actuales monolitos de actuación ecológica. Nos da una oportunidad para modelar los conceptos y principios de la economía circular desde un enfoque integral de centro, con el que fortalecer una visión de un mundo sostenible. Cualquier centro con capacidad de reflexión creativa puede dar pasos sencillos que nos ayuden en avanzar hacia una economía circular. La idea es la de imitar los procesos naturales con los que generar recursos en lugar de deshechos. El pensamiento crítico que hace falta debe revisar que se realice el seguimiento de cualquier recurso que se utilice en el centro educativo y cómo acaba convirtiéndose en algo que carece de utilidad. Por medio de este seguimiento deberíamos averiguar cómo:

  1. Reelaborar sencillamente qué consumimos, para alcanzar residuo cero. Esto se consigue utilizando productos y servicios que sean duraderos, utilicen materiales reciclables y se puedan reparar.
  2. También separando los recursos orgánicos que se puedan convertir en compost de manera natural, así como los elementos que puedan devolverse a un estado natural del resto de recursos, que puedan ser reutilizados o reciclados. Los materiales como los metales y el plástico se pueden reconvertir para producir nuevos objetos.
  3. Se debe utilizar energía de fuentes renovables para reducir la dependencia del carbón y otros combustibles fósiles. Recordemos que trabajar con las manos o usar las piernas es también utilizar energía renovable.

Las acciones que ayudan a aumentar la circularidad son:

  1. Rechazar lo que no necesitamos o lo que no podemos reciclar.
  2. Reducir el consumo. Pensemos en alquilar, pedir prestado o poner recursos en común, en lugar de comprar.
  3. Reutilizar y prolongar la vida de utilidad de los productos reparándolos, reacondicionándolos y readaptándolos.
  4. Reciclar y recuperar materiales como el metal, el papel el plástico…

Economía circular

Para ilustrar todo esto, podemos mostrar al alumnado un producto que les resulta de uso muy común, como es el papel. Se pueden plantear las siguientes preguntas para evaluar en qué medida sus prácticas fomentan la circularidad:

  1. ¿Utilizamos productos de papel que haya sido reciclado?
  2. ¿Dónde se puede deshechar el papel? ¿Cómo reducirlo?
  3. ¿Usamos productos con etiquetas de sostenibilidad como la de FSC («Forest Stewardship Council»)?
  4. ¿Qué se hace con los libros usados? ¿Se legan al grupo de estudiantes del año siguiente?
  5. ¿Cómo y dónde se puede reutilizar el papel usado o eliminar de manera segura?

El proceso de seguimiento se puede realizar con todas las elecciones de consumo que hacemos para avanzar hacia una economía circular. Recordemos lo que dijo Albert Einstein: «Nuestros problemas no se pueden resolver con la misma mentalidad que los originó».

La Fundación para la enseñanza medioambiental («Foundation for Environmental Education») se dedica a aplicar un proyecto de avance de la economía circular, «Eco-Schools Project for Advancing Circular Economy» (E-SPACE).

Para profundizar en los contenidos del proyecto: https://www.ecoschools.global/espace

Pramod Kumar Sharma, Director sénior de educación, Foundation for Environmental Education