article image

Un centro eTwinning en un pueblecito visionario

El CEIP Encarnación Ruiz Porras es un colegio situado en Marinaleda, el pequeño municipio de la provincia de Sevilla.

La historia de Marinaleda es fascinante. Este pueblecito andaluz cuenta con renombre internacional por su particular estructura sociopolítica, que ha ayudado a su población a resistir y prosperar durante años de dificultades generalizadas.

Y la escuela Encarnación Ruiz Porras refleja el mismo éxito que el resto del pueblo. El centro, aun estando en un área rural, cuenta con 20 docentes y 200 estudiantes, y lleva ondeando el Sello de centro eTwinning desde 2018. Durante los años de la actual pandemia, este colegio —a pesar de las adversidades— se ha mantenido fiel a su causa y ha continuado impartiendo clases en el pueblo sin interrupción. 

centro

Salvador Páez Rodríguez, profesor con 19 años de experiencia, comparte aquí la experiencia de trabajar en un centro de este tipo en una zona rural. 

Aquellos alumnos que están recluidos en casa por COVID-19 reciben el material a través de Google Classroom junto con materiales adicionales de vídeos y apuntes para explicar las actividades.  

Por suerte, la mayoría de alumnos acuden al colegio y podemos trabajar en clase respetando las normas de seguridad de la pandemia. Hemos desarrollado un plan de acción que tiene que seguir toda la comunidad educativa desde el inicio del curso 2020-21.

La coordinación entre compañeros y con las familias se realiza mediante reuniones digitales. El tema de la reunión depende de las actividades o se realizan para comentar algún aspecto relacionado con los deberes o novedades del colegio. 

El TwinSpace es mi aula virtual, el lugar donde mis alumnos pueden trabajar juntos y con el resto de compañeros en las actividades del proyecto. La inseguridad de que hoy se trabaja en la escuela pero mañana puede que se haga desde casa, implica hacer la programación de las actividades mucho antes y respetando los plazos. Afortunadamente, cooperamos en proyectos activos, aprovechando los eventos para organizar reuniones a través de eTwinning Live. 

centro

La mejor manera de montar una clase para mis alumnos en estas circunstancias es utilizar herramientas digitales, tanto para crear actividades como para evaluarlas. En esta sección, TwinSpace tiene una importancia especial porque permite organizar las actividades por páginas y subpáginas, así como añadir las que hagan falta según el tema con el que se trabaje. Además, el TwinSpace ofrece la posibilidad de crear un tablón TwinBoard o un foro de debate sobre cada una de las páginas, que permite recibir comentarios, no sólo de los alumnos sino también de los profesores.  

Tomemos como ejemplo nuestro proyecto eTwinning «Viajando en un submarino amarillo», en el que muchos de nuestros socios trabajan desde casa debido al confinamiento. El proyecto presenta un viaje virtual por los países socios del proyecto y cuyo tema principal son los Beatles, su música y su influencia a lo largo de los años. Queremos abrir las puertas de nuestras escuelas, de nuestras clases, a otras escuelas europeas e inspirarnos en la música de los Beatles, en pos de todo lo que nos une y trabajar juntos de forma cooperativa y participativa. 

centro

Por último, pero no menos importante, me gusta mantener a los alumnos motivados presentándoles las tareas y actividades como un reto. Es preciso que el proceso de aprendizaje les parezca un juego. Lo más importante es ser creativo a la hora de preparar nuestro producto final, más que el resultado de la actividad.