article image

eTwinning marca el final de la campaña de primavera y el inicio de las ¡vacaciones de verano!

El año académico ha concluido y ¿qué mejor para marcar el final de la primavera y el inicio del verano que premiando a los galardonados del juego en línea del Prisma de la Inclusión!

Los cuatro finalistas del juego de eTwinning consiguieron alcanzar el preciado objetivo y detener el plan malévolo del Sr. Z resolviendo todos los acertijos sobre temas como química, matemáticas o humanidades.

Muchas fueron las personas que participaron en este juego con casi un millar de docentes junto con sus clases, al tiempo que aprendían sobre inclusión. Los países con más participantes en esta competición fueron el Reino Unido, Rumanía, Polonia e Italia.

La docente eTwinning Agnieszka Czepiżak, ganadora de la categoría de 6 a 12 años dijo que el juego «aporta métodos frescos y novedosos, formas menos convencionales de enseñar en clase, concienciación sobre otras culturas y personas diferentes o sobre sus problemas, así como del convenio de los derechos humanos, con valores como la tolerancia, la igualdad y la democracia. El juego en línea requiere habilidades lógicas, matemáticas y analíticas, pero también imaginación o habilidades artísticas y de cooperación por parte del alumnado. Ayuda a desarrollar la curiosidad sobre ciencias, conocimientos de otros códigos, países, espacios, culturas... lo que da una atmósfera intercultural al aula. Los alumnos se entusiasmaron con los acertijos, que también compartieron con sus familias. Hasta pedían un nuevo desafío cada semana. ¡Nos lo pasamos genial!», añadió Agnieszka.

Sobre las pruebas de la competición, la ganadora de la categoría de 12 años en adelante, Helena Drobúlová destacó: «Son muy interesantes tanto para docentes como para estudiantes. Sus beneficios radican en su diversidad de temas y en sus distintos niveles de dificultad. Es una herramienta increíble en el proceso de aprendizaje».